Notas > MODA > Moda - Diseño de Vanguardia
“Creo que uno va forjando su estilo con el caminar” - Mariano Toledo

"Vestir es narrar historias" - Pablo Ramírez
 
162-891-mariano.jpg
162-684-pablo.jpg

MARIANO TOLEDO

Posiblemente uno de los más destacados y respetados diseñadores de vanguardia contó a Clubs & Countries como fueron sus inicios, como creció dentro de la moda y en qué punto se encuentra hoy. Anticipos y secretos de un verdadero artista.

¿Cómo comienza tu gusto por la moda?
Bueno, yo estudié arquitectura, esa fue mi carrera, mi educación universitaria. El tema de la moda me gustó siempre, desde muy niño, con lo cual nunca dejé de hacerlo. Siempre me perfeccioné, tomé cursos, aunque estuviera en arquitectura, con lo cual la arquitectura y la moda para mí siempre fueron paralelas, hasta que empecé a trabajar en el ámbito de la moda.

¿Cómo fue tu inserción en este mundo de la moda?
Fue muy gradual. Muy intensa desde el trabajo pero muy gradual en cuanto a mi aparición. La inserción real en el circuito comercial de la moda me llevó bastante más tiempo, porque yo me hice conocido como diseñador mucho antes de estar inserto en ese mundo. Es mucho más fácil ser conocido como diseñador, que realmente estar dentro del circuito comercial de la moda.

¿Y con qué te encontraste?
Y, me fui encontrando con un montón de situaciones que tenían que ver con el negocio y con la empresa. Y me di cuenta que mi nombre se estaba transformando en una marca y que mucha gente la conocía como marca más allá de mi persona como individuo.

¿Cómo es el camino del diseñador?
Y hay varias facetas de ese camino. La faceta comercial es una, es cuando empezás a discutir y a pensar con otras personas, con socios, con directores comerciales, con contadores, con gente relacionada con números. Por otro lado también está la carrera profesional, en donde uno debe ser fiel a sí mismo, a lo que uno quiere hacer estéticamente. También está todo el tema de la clientela, del cliente o la clienta, donde el conocimiento de esa persona es un camino que hay que asumir.

¿Cómo fue el hallazgo de tu estilo?
No hay un camino unidireccional. Uno va, viene, se encuentra en situaciones extremas estilísticamente, se encuentra en momentos más tranquilos. Creo que uno va forjando su estilo con el caminar, y me parece que después de varios años de trabajo uno empieza a conocerse a sí mismo, la forma en que le gusta trabajar, los materiales con los que le gusta trabajar. La gente y la calidad a la que uno se ha acostumbrado y cada vez mejora más. Entonces creo que eso también tiene que ver con la definición de un estilo.

¿Cómo son las mujeres que eligen tu ropa?
En realidad los estilos de mujeres son muy diversos y eso me gusta porque noto que nuestra moda es versátil. Creo que la moda que hacemos es una moda democrática, no está limitada a un solo tipo de mujer. Definitivamente cada diseñador tiene un estilo y tiene mujeres que adhieren a ese estilo y que gustan de lo que él hace. Sin embargo creo que nuestra posibilidad de captación es bastante amplia.

¿Qué elementos de la cotidianeidad tomás para inspirarte?
Me inspira absolutamente todo. La música, el arte, la gráfica, la pintura, la calle, el cine. Cada colección generalmente se nutre de cosas diferentes. Yo saco mucha fotografía, estoy con mi cámara todo el tiempo. Muchas veces detengo mi coche para tomar algo que me interesa y muchas veces esas imágenes van a parar a las colecciones. En estampados, en bordados, en imágenes, en conceptos. Creo que todo esto conforma el mundo imaginario de referencias de Mariano Toledo a la hora de plantear una colección.

Si los hubo, ¿quiénes fueron tus diseñadores referentes en tus inicios?
No los tuve, porque muchas veces intenté acercarme a los maestros cuando yo era joven y nunca encontré un eco favorable. Creo que no se estilaba en ese momento el aprendiz o las pasantías. Yo era muy joven y toqué muchas puertas para formar parte de algún equipo, pero en ese momento el diseñador estaba solo en su empresa y no se usaba que hubiera un diseñador joven trabajando aparte, como el team de diseño. Entonces le tocaba la puerta a un pope de la alta costura y le parecía rarísimo que alguien quisiera estar al lado de él, porque se consideraba único entonces. No tuve un maestro.

¿Y hoy te vienen a tocar la puerta a vos?
Si, pero a diferencia de la suerte que yo tuve, a mí si me interesa estar con gente joven, de hecho mi equipo es bastante grande y toda la gente que trabaja conmigo es bien joven. Hay aprendices, asantes, gente que ya subió un peldaño y está dentro del equipo concretamente y hay otra que hace más años que está. Pero en definitiva mi equipo está entre los 19 y 25 años.

¿Cómo es la colección Mariano Toledo Otoño-Invierno?
La colección del invierno 2007 es una colección que está inspirada en ciertas creencias sobrenaturales y que trabaja con las cartas del tarot, el ocultismo y la adivinación. Es una colección que tiene una paleta de colores bastante oscura, aunque tiene el blanco y el natural, pero hay mucho negro, rojo, rojo sangre, marrón, cuero, texturas bastante rústicas, es una colección muy fuerte. Ha tenido mucho éxito en España.

¿Hacia adónde vas?
Vamos hacia el mercado europeo, vamos a afianzar más nuestras tiendas y nuestra clientela en Buenos Aires, vamos hacia incorporar más líneas de ropa como la nueva línea de cuero y a que dentro de la colección, toda la gente pueda comprar la ropa. Que haya para todos los nichos y capacidades de adquisición.

Ping-Pong
Música: Hoy estoy escuchando Kristin Hersh y Laura Veirs.
Un Color: El verde es uno de mis favoritos.
Un Estilo: el estilo grunge, es un estilo que me gusta bastante.
Un momento del día para vestirte: El momento del día para mí es la mañana. Amo las mañanas, soy súper madrugador y a la mañana voy al gimnasio, así que zapatillas, -soy fanático de las zapatillas-, ropa deportiva y me gusta mucho la ropa de calle y los jeans.
Un perfume: Me gustan los perfumes de Calvin Klein que son deportivos y no son invasivos. El Be y el One.

“Es mucho más fácil ser conocido como diseñador, que realmente estar dentro del circuito comercial de la moda”

PABLO RAMIREZ

Adriana Constantini, Hope & Glory o Gloria Vandervilt fueron algunas de las marcas que lo tuvieron como diseñador. Admirado por muchos de sus colegas, se dedica a jugar y recortar figuras con el color negro como gran protagonista.

¿Cuándo saliste del secundario ya sabías que ibas a estudiar diseño de indumentaria?
Sí, cuando terminé el secundario en el ’89 justo se había creado la carrera, así que supe que lo que seguía era meterme en la facultad a estudiar esto.

¿Cuándo trabajaste para otras marcas le ponías el condimento de Pablo Ramírez o simplemente seguías la línea de a marca?
El estilo es algo que se construye con el tiempo y yo en aquel momento había pasado por la facultad, había ganado algunos concursos, había trabajado en París, entonces cuando llegué, toda mi creatividad estaba puesta al servicio de esa empresa, no había cuestionamientos de cuál era mi estilo. Intentaba interpretar a ese consumidor o ese concepto. Lo que me sirvió del paso por las marcas fue que no tenían una gran identidad, pude decir, yo cuando haga algo va a tener una marca muy particular, se va a poder reconocer. Es que las marcas buscan todas lo mismo y esto es algo que sigue existiendo, de hecho si vas a un shopping y cambiás los carteles de los locales no sabés cuál es cuál.

¿Trabajás en equipo hoy?
A la hora de diseñar no, tengo un equipo que es el que trabaja conmigo, que me ayuda, que me asiste en la producción, en la venta, pero el tema del diseño lo trabajo solo.

¿Tenés críticas desde tu equipo?
Yo trabajo mucho con Gonzalo que es mi socio, y como es el que está en la tienda con los clientes, es quién me hace una devolución de lo que pasa. Hay veces que digo, hagamos lo que quiere la gente y nada más, y él me dice no, hacé lo que vos quieras porque en definitiva es lo que la gente quiere. La idea es poder vendérselo a él para que lo pueda vender, y él de alguna forma me lo cuestiona porque hay que saber venderlo.

¿Cuál es tu medio para plasmar la idea en la prenda?
Yo diseño en parte a través del dibujo o de la imagen el tema de la silueta o la figura, y eso se traduce en la moldería. Es como que temporada a temporada la silueta va evolucionando, cambiando, y como no utilizo colores, está siempre el negro. Es como la forma pura. Estoy siempre trabajando con eso.

¿Qué relación tenés con el color negro?
El color negro es una herramienta para que no haya ninguna distracción, para que se vea la forma pura. Jugás a esto de fondo, figura, como si fueran formas.

¿Cómo toma el público esto?
Por suerte bien, porque lo que hago tiene que ver con algo bastante clásico y siempre está la elegancia, siempre está el total look. Hay gente que adhiere al estilo Ramírez y hay quienes prefieren sólo tomar algunas prendas para incorporarlas a su estilo.

¿Qué herramientas utilizás para crecer profesionalmente?
Hay cosas que me alimentan más relacionadas con el arte en general, cosas de las que me nutro, cine, teatro, es material que me sirve de alimento. Yo tengo una especie de pasión hacia el cine, el teatro y la danza.

¿De donde sacás las ideas?
Todo está basado en el dibujo, lo que va surgiendo viene de ahí y lo que voy dibujando está atravesado por lo que me está pasando, tiene alguna forma autobiográfica. La que viene ahora y la anterior estuvieron influenciadas por una tendencia a lo que vengo trabajando desde hace un tiempo y a revelarme contra eso.
Si yo vengo trabajando la cintura y ahora esto se pone de moda, bueno, yo quiero apartarme porque necesito diferenciarme.

¿La última colección en qué está basada?
La última colección tiene como una cita histórica del 1900, pero más moderno, a mí me importa y me preocupa que tenga que ver conmigo pero poder encontrarle una vuelta. Siento que la moda es comunicación y que el vestir narra historias y yo quiero contar historias con lo que hago.

¿Qué sentís cuando te aplauden al final de un desfile?
He tenido salidas triunfales en las voy al frente y he tenido salidas en las que me he asomado y me vuelvo. Lo que yo hago es ropa, es la obra en sí y en un desfile lo mejor que se pudo ver es lo que estaba ahí, no otra cosa. Cuando me aplauden supongo que me da un poco de vergüenza, es raro para mí.

¿A que distancia estás de convertirte de ser el diseñador que siempre soñaste?
En realidad nunca proyecté como diseñador como quisiera ser o cual es mi objetivo final, no me siento ambicioso desde ese lugar. Siento que estoy en una especie de adolescencia, no soy más un niño, pero tampoco siento que haya alcanzado la meta.
Me siento como que estoy en el secundario, me falta formarme en muchas cosas y asentarme en muchas otras.

Ping-Pong
Un disco: Cualquiera de Carla Bruni.
Un color: Negro.
Una Tela: La seda.
Una prenda: El vestido.
Una comida: Bombones.
Una frase: “Vamos, todo el mundo quiere ser como nosotros”.

“El color negro es una herramienta para que no haya ninguna distracción, para que se vea la forma pura. Jugás a esto de fondo, figura, como si fueran formas”



Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Anunciantes | Ediciones Anteriores | Staff | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | REPORTAJE | TURISMO | VINOS & GOURMET | MODA | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | SERVICIOS | BUSQUEDA
141-42-depilife_gif.gif