Notas > INTERÉS GENERAL > Abril - Seguridad en el Country
2344-59-abril-banner.jpg
Con un número de cámaras récord, alarmas en cada domicilio, un nuevo protocolo para el personal que ingresa, un búnker inviolable y el férreo control de ex miembros del ejército, este lugar estableció nuevas reglas de juego y el resultado es único: tranquilidad al 100% en uno de los lugares más bellos de zona sur. La mayor seguridad sin que nadie lo note.
 
2344-945-abril-extra.jpg
2344-445-abril-extra2.jpg
En medio de un entorno de vistas amplias, árboles añosos y casas que sorprenden, en el country Abril se respira un clima de absoluta tranquilidad. La vida aquí es lo que todos soñamos: la gente sale a trabajar tranquila, los chicos van al colegio y todos pueden hacer deportes e interactuar con total tranquilidad.
Aquel dicho de que “todo tiempo pasado fue mejor” parece derrumbarse: la gente puede dejar la puerta o el auto sin llave con la confianza de que nada va a pasarle. Y todo esto ocurre gracias a la firme determinación de Carlos Daniel Tomeo, la persona que al frente de la Comisión Directiva del Club tomó al toro por las astas y diseñó un sistema de seguridad completamente inédito en countries y barrios privados.

EL PLAN. En diálogo con Clubs & Countries, Tomeo repasó los puntos más importantes de un proceso que se perfecciona cada día que pasa: “Este es un sistema sobre el que se viene trabajando desde hace dos años en la subcomisión de Seguridad y a través de la Dirección del Club que actualmente está a mi cargo. La primera demanda de la gente que vive en Abril es seguridad, quieren poder vivir como lo hacían cuando eran chicos, que podían salir a la calle sin miedo”, dice y agrega: “Por eso hemos desarrollado este sistema que tiene distintas aristas: la primera fue la instalación de 150 cámaras de seguridad para el control peatonal, vehicular y de espacios comunes. Todo está conectado a nuestro búnker, que es el corazón del sistema, y que está manejado por especialistas en seguridad. Las cámaras de 360 grados graban todo lo que ocurre y tienen visión nocturna. Además hemos instalado alarmas microfónicas en todo el perímetro y, quizás lo más importante, cada una de las casas tiene un sistema de alarmas domiciliarias propia, que pueden convivir con la que hayan instalado previamente, y todas reportan al búnker. Presionando un botón en menos de dos minutos personal de seguridad puede llegar hasta el lugar sin problemas”.
Tomeo está acompañado por dos de los integrantes de la subcomisión de Seguridad de Abril. Ellos, jóvenes formados en el ejército, monitorean junto a un grupo de 15 especialistas a la empresa que presta el servicio de seguridad. Así lo explican:“El country tiene un sistema mixto, la empresa Watchman es la que pone a vigiladores en la entrada, en el perímetro y los que circulan en vehículos o a pie. Además, nosotros los vigilamos a ellos y hay dos oficiales de policía que cedió la Provincia”.

EL TALÓN DE AQUILES. Según los datos que manejan, en 2010 hubo siete eventos de inseguridad, en 2011 sólo dos y este año no hubo ninguno. Los vigiladores están divididos en tres turnos de ocho horas, en vez de dos turnos de doce, como suele ocurrir.
Además, Tomeo remarca: “El talón de Aquiles siempre proviene de personas que tienen entradas legítimas al country, por eso desarrollamos un protocolo de seguridad para toda la gente que ingresa. Abril jamás en su historia fue vulnerado de afuera hacia adentro, por eso a partir de este nuevo protocolo cada proveedor, o personal de servicio debe pasar por nuestro control. Se piden certificados de domicilio, reincidencia y póliza de accidentes personales”.
Esta medida trajo discusiones puertas adentro pero logró tener identificado al 100% a todas las personas que ingresan al club, algo inédito en la historia de los countries: “Hay que tener en cuenta que aquí ingresan más de cuatro mil personas que proveen servicios todos los días. Antes ingresaban con una simple autorización del propietario. Ahora ya no, y de hecho hubo muchas personas que, una vez implementada la medida, no volvieron: o porque tenían antecedentes graves, porque elclub optó por no permitirles el ingreso y hasta porque eran buscados por la policía”, explican los colaboradores de Tomeo.
Hoy, Abril tiene la confianza de que no hay empleados infieles dentro de las propiedades. Esto significa eliminar el punto más sensible en la seguridad del lugar.

EJEMPLO A SEGUIR. El country cuenta también con un servicio médico con ambulancia de alta complejidad las 24 horas, sus guardias de seguridad realizan capacitaciones con los bomberos (están aptos para tratar incendios) y todos llevan un celular con GPS que se controla desde el búnker.
Carlos Daniel Tomeo sabe que está haciendo un buen trabajo y que su sistema, que puede parecer extremo, puede servir como modelo para nuevos countries: “Quizás podemos darle nuestro sistema de monitoreo a clubes aledaños o compartir parte de la fibra óptica que es exclusiva de Abril. Son cosas que se pueden charlar a largo plazo”. Los vecinos de Abril duermen tranquilos. Aunque nada de esto sea demasiado visible, todos saben que Tomeo y su gente no tienen pensado dejar de perfeccionar un sistema que cambiará para siempre la tranquilidad en los countries.


Inicio | Notas | Quienes Somos | Publicidad | Distribución | Staff | Ediciones Anteriores | Mapa de Sitio | Contacto | BUSQUEDA
AUTOS & ESTILOS | ESPECIAL DIA DE LA MADRE | TURISMO | VINOS & GOURMET | AGENDA C&C | PARA TENER EN CUENTA | SALUD & ESTETICA | DEPORTES | TEMA DEL MES | DECO | INTERÉS GENERAL | SERVICIOS | BUSQUEDA
147-986-beaches.jpg